Blogia
coyuntura

LA POSICION DE CHILE EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE NACIONES UNIDAS.

Chile deberá decidir en octubre próximo, por qué candidato latinoamericano votará para integrar como miembro no-permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.   Dos candidatos polarizan el debate actualmente: Guatemala, con el apoyo de los Estados Unidos y Venezuela.

¿Qué postura debe presentar Chile en este debate?

Dos argumentos parece importante discutir aquí:  la cuestión de la reciprocidad de políticas y la cuestión de la solidaridad latinoamericana.

Postulamos que Chile vote por Venezuela en este dilema.   Por dos razones: primero, porque se trataría de manifestar una reciprocidad de políticas en la que Chile "devuelve la mano" a Venezuela por el constante apoyo que ese país ha dado a Chile en las instancias internacionales; y segundo, porque Chile se sitúa en la esfera latinoamericana, sudamericana más bien del concierto de naciones en el mundo y es a ese respecto que debe priorizar sus relaciones exteriores. 

Esto no quiere decir que Guatemala no sea un país latinoamericano, solo que al ser "el candidato de Estados Unidos", el país centroamericano pasa a ser en este escenario un peón de los intereses de la política imperial y agresiva de Estados Unidos, en un momento internacional particularmente delicado.

¿Qué intereses juega Estados Unidos en esta elección de un miembro no-permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas?  En primerísimo lugar, el apoyo eventual de este organismo a una intervención militar estadounidense en Irán. Y en segundo lugar, porque el 2008 serán las elecciones presidenciales en Estados Unidos.   En la medida en que Estados Unidos ha anunciado que proyecta retirarse de Irak hacia el 2008, mientras se reducirán en 27.000 el año 2007 los 160.000 efectivos que ocupan ese país, es de prever entonces que la potencia invasora -precisamente entre el 2007 y el 2008- ejercerá una mayor presión diplomática, política y militar sobre Irán, para que suspenda su programa de uso de la energía nuclear, mientras retira gradualmente sus tropas de ocupación de Irak, en vista de la proximidad de las elecciones presidenciales de noviembre del 2008... aunque todo el mundo sabe que en realidad, el objetivo no declarado de Estados Unidos son las enormes reservas de petróleo que Iran posee y administra.

El nuevo miembro no-permanente del Consejo de Seguridad, ejercerá precisamente en el 2007 y el 2008.

¿Cual de los dos países será más o menos proclive a las presiones estadounidenses?  Sin duda alguna, Venezuela no será un voto fácil para Estados Unidos en esta circunstancia, dada la política internacional latinoamericanista y crítica de Estados Unidos que ha mostrado el Gobierno de Hugo Chávez.  No olvidemos que Estados Unidos alentó abiertamente la tentativa de golpe de Estado para intentar derrocar a Chávez en el 2001, lo que refleja exactamente las verdaderas intenciones de la administración Bush con respecto al actual gobierno venezolano.  Pero no olvidemos tampoco que la venta de petróleo por parte de de Venezuela a Estados Unidos, ha continuado inalterable durante todo el gobierno de Hugo Chávez, lo que vuelve a reafirmar que los negocios no tienen color político, sino solo el color del billete dólar...

Chile es entonces, un factor de estabilidad y de gobernabilidad en América del Sur, y su voto en favor de Venezuela sería una reafirmación de la identidad latinoamericanista y de la pertenencia sudamericana de nuestro país.

Manuel Luis Rodríguez U.   Cientista Político

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres