Blogia
coyuntura

DEMANDAS ESTUDIANTILES (5) ¿Y COMO ESTA LA PARTICIPACION?

 

Los estudiantes secundarios en la calle.

Los estudiantes secundarios tomandose sus colegios y liceos.

Los estudiantes secundarios movilizados en demanda de soluciones a exigencias que tocan a la estructura y al sistema educacional y a aspectos coyunturales relacionados con las condiciones económicas de las familias y de los propios jóvenes.

Los estudiantes secundarios movilizados exigiendo soluciones AHORA, después de casi un año de reuniones, mesas y promesas incumplidas.  No debe olvidarse que el punto de partida de estas demandas son las conversaciones realizadas hace un año atrás con el exMinistro de Educación Sergio Bitar, y que concluyeron en un conjunto de acuerdos básicos, acuerdos que no han sido cumplidos.

¿Y la participación de los estudiantes en los liceos, cómo está funcionando?

¿Nos hemos preguntado como ciudadanos cómo funcionan los consejos escolares y los procesos de elección de los centros de alumnos?  No sería difícil ver en estos movimientos estudiantiles unn reflejo evidente que los mecanismos de participación del "estamento" estudiantil en sus respectivos liceos no han funcionado adecuadamente o no han sido percibidos por los estudiantes como mecanismos resolutivos eficaces.  Los estudiantes exigen, por ejemplo, que la mesa de diálogo que se instale con el Gobierno sea resolutiva y no solo una mera conversación sin compromisos de solución.

A los estudiantes y a los jóvenes en general, la clase política chilena le ha venido hablando de participación desde los inicios de la transición democrática.  La problemática de la participación es central a la hora de examinar las condiciones en las que se toman las decisiones dentro de las estructuras y las organizaciones.   Participar supone dialogar igualitariamente en un marco de pluralismo, de respeto a la diversidad  e intervenir de este modo en los procesos de toma de decisiones de los asuntos públicos que conciernen a quienes participan.     Participación no es reunir a los involucrados e informarles de las decisiones que se han adoptado o que se van a adoptar: eso no es más que comunicación política.   La participación es el marco organizacional necesario para que los ciudadanos y las personas se sientan involucrados en los problemas sociales y políticos que les conciernen.   Cuando no hay participación, no existe un diálogo eficaz, las demandas sociales se exasperan, las promesas aparecen incumplidas, los discursos y las retóricas políticas y comunicacionales pierden credibilidad, los interlocutores optan por actuar sin consultar, predomina el lenguaje de la calle y el clima social tiende a enrarecerse.     ¿No es eso lo que estamos viendo actualmente con los estudiantes secundarios?

Otro de los temas que la clase política tiene por delante en el debate que se viene respecto de los efectos y consecuencias de los actuales movimientos estudiantiles. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres